El simple principio de todo

La curiosidad, amigos míos, es una cualidad que no he perdido al paso de los años.

El mejor ámbito al que he optado por dirigirla es este rollo de las páginas en la red yo asuntos semejantes.

¿Es necesario? No.

¿Por qué? Diría yo: ¿Por qué no?

Así de fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *