Psst

En serio, qué mal va el mundo con las retransmisiones del chespirito aquel. Hay problemas graves en el mundo, pero que el tipo ése siga siendo tan sobrevalorado rebasa mi capacidad de asombro, sobre todo porque en México, su país de origen, hay tal abundancia de talentos cómicos que pasan fácilmente por encima de el comediantillo televisivo con una mano en la cintura. Sobre lo de su éxito en otros países, pues creo que esa gente podría conocer cosas mejores, pero si quieren quédense con el tal Gómez y dénle ese tratamiento de “genio” si gustan, que quienes quedan mal son ustedes. Allá cada quien con su gusto peculiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *